Vacío

Total: $ 0

Usted está aquí

Sub Pop: más de tres décadas de independencia y vanguardia

29.04.2021

A principios de los años 80, un joven estudiante de la Evergreen State College de Olympia (Washington), llamado Bruce Pavitt llevaba el zine Subterranean Pop, orientado a visibilizar y fomentar sellos independientes que cada vez proliferaban más en Estados Unidos. Para el cuarto ejemplar, su ambición lo lleva a incluir un casete para promover bandas del underground y poco a poco se da cuenta del alcance de esta iniciativa al lograr un tiraje de dos mil fanzines con su cinta adjunta. Para 1983, deja la capital de Washington para establecerse en Seattle y termina con nueve ediciones de su publicación para dedicarse a la prensa musical en el periódico local The Rocket. Pero había otra intención…

En 1986, Pavitt recopila material de bandas como Sonic Youth, Shonen Knife y Wipers para un disco que capturaba a la perfección el espíritu hazlo-tú-mismo de trabajar al margen del mainstream. Con Sub Pop 100, editado en cassette y vinilo, el propósito era crear una plataforma de promoción y distribución de música para un sonido que se venía gestando en el noroeste de Estados Unidos. Asociado con Jonathan Poneman, un entusiasta de la escena local y empleado de la radio universitaria, invierten de su propio dinero para las primeras grabaciones de Green River y Soundgarden. Tomando inspiración de otros sellos icónicos como Motown y SST Records, la dupla Pavitt/Poneman idean la manera de lanzar sencillos que de algún modo le imprimieron una identidad a su naciente disquera. Jack Endino es reclutado como productor para llevar a cabo esa misión para el Sub Pop Singles Club, un servicio de suscripción donde cada miembro recibiría mensualmente un 7” con las novedades que la escena ofrecía, en su interesante amalgama de punk, metal, rock sicodélico, ruido, folk e inclusive algo de pop, que fue condensado en el singular estilo denominado grunge. 

Una de las bandas que más llamó la atención fue Nirvana, oriundos de Aberdeen, quienes debutaran en 1988 con su álbum Bleach y rápidamente se convirtieran en los líderes de este movimiento. Gracias al trabajo del periodista inglés Everett True de la revista Melody Maker, todo lo que se venía gestando en Seattle obtuvo mayor reconocimiento, hecho que derivó en que el segundo disco de Nirvana saldría en Geffen, un sello distribuido por Warner, y del mismo modo Soundgarden haría lo mismo al ser fichados con A&M. Durante las tres décadas siguientes, la disquera siguió creciendo y acogiendo un sin número de proyectos diversos que de alguna manera u otra definen el universo sonoro de uno de los sellos pilares del rock alternativo a nivel mundial: desde dream pop, indietrónica, chamber pop, hip hop e incluso álbumes de comediantes forman parte del extenso catálogo de Sub Pop.

 

Minor Threat

Bleach

Nirvana (1989)

Sobran las razones de por qué Nirvana es tan importante, y su debut discográfico es un documento fidedigno de que con poco se puede hacer mucho: no se necesitan de grandes artificios para crear sólidas canciones con magníficos ganchos. No se niega el impacto y la importancia de su sucesor, Nevermind, pero la banda expresó su descontento una y otra vez con el sonido tan pulido que resultó en ese álbum, lo que hace que su primer esfuerzo se revalorice.

$100.000

Rites od Spring

Diary

Sunny Day Real State (1994)

Combinar la ansiedad del grunge con letras desgarradoras cargadas de mucha sensibilidad fue lo que le mereció a este cuarteto todo el reconocimiento como fundadores del indie emo, mientras se fusionaba letras emotivas con dinámicas fuerte-suave-fuerte. Ellos siguen siendo precursores de todo un sonido que bandas como Mineral, Elliott y Texas Is The Reason llevaron como bandera. Nate Mendel y William Goldsmith de Foo Fighters vienen de esta influyente agrupación.

$135.000

In On The Kill Taker

The Postal Service

Give Up (2003)

Ben Gibbard venía de gozar cierta popularidad con su banda de indie rock Death Cab For Cutie cuando decide explorar otras inquietudes musicales con Jimmy Tamborello, líder de los proyectos electrónicos Figurine y Dntel. En un intercambio de DATs a través del sistema postal estadounidense, se fueron armando las canciones para este proyecto que sigue siendo uno de los mejores álbumes de los últimos veinte años.

$100.000

Soda Pop * Rip Off

Black Up

Shabazz Palaces (2011)

El dúo de hip hop experimental Shabazz Palaces debuta en 2011 con Black Up reinventando el sonido urbano y llevándolo un paso más adelante, con beats inspirados en la música de Zimbabue y con letras complejamente entretejidas con la música.

$100.000

No Kill No Beep Beep

Uppers

TV Priest (2021)

Debut discográfico de los potentes TV Priest, banda de post punk londinense que canaliza a grupos como The Fall y Pere Ubu. Editado en febrero de 2021, Uppers es una manera coherente de renovar el sonido de finales de los 70 de esas agrupaciones que se atrevieron a bajar la velocidad y añadir elementos musicales enriquecedores para seguir declamando en tono de protesta.

$120.000

No Kill No Beep Beep

Superfuzz Bigmugg

Mudhoney (1988)

Esta es una edición extendida del afamado EP de Mudhoney que sirve de base para definir el sonido grunge años antes de los grandes álbumes del género. Este casete amarillo cuenta con sencillos previos al EP y garantiza cuarenta minutos de diversión ruidosa, que vienen del uso y abuso de los pedales de guitarra Superfuzz de Univox y el Big Muff de Electro Harmonix.

$50.000