Vacío

Total: $0 

Usted está aquí

La Original está de vuelta.

07.05.2018

“Foto, foto, foto...” Esta popular expresión, que enloquece a las personas al frente al lente, tiene un carácter efímero y paradójico. Tenemos tantas imágenes de nosotros mismos en nuestros teléfonos, en la nube, el “compu”, que nunca terminamos por verlas y revivirlas todas. Las subimos a redes sociales, pero ellas terminan desapareciendo entre tantas publicaciones y de nuevo, aunque estén a la mano, se nos escapan.

Por el contrario, esa foto que pusimos en uno de los viejos portarretratos que tenemos o que está colgada de un simple gancho, esa sí que está ahí. De hecho, tiene su propia historia, una que lucha contra el sol para seguir mostrando un momento, una que depende del papel en que fue impresa para existir, una que vive y revive cada vez que nos la encontramos.

La foto “objeto”, esa que sí tiene no solo alma sino también cuerpo -usualmente de papel-, alguna vez fue la norma, el estándar, lo cotidiano. El ahora olvidado arte del revelado permite crear, a partir de la película, copias en papel que, luego de su respectiva selección, alcanzaban la gloria en los retablos y en los álbumes familiares. De hecho, en esa época en la que tocábamos las fotografías con nuestras manos, nació y prosperó un tipo de foto muy especial: la fotografía instantánea. 

«Esa foto que pusimos en uno de los pocos portarretratos que tenemos o que simplemente está colgada de un gancho, esa sí que está ahí. De hecho, tiene su propia historia».

Las fotografías instantáneas fueron la ironía de lo inmediato, capturaron aquello que tocaba aprovechar con prudencia, aunque fuera posible disfrutar sin demora; eran originales en todo el sentido de la palabra, eran irrepetibles, eran íntimas, eran selectas, eran mágicas. Era la época de las Polaroid, de las cámaras que “revelaban”, de las que literamente brotaban recuerdos. Las cámaras que terminaron siendo el juguete de jóvenes y viejos porque eran divertidas, espontáneas y personales.

Desde el primer momento, las instantáneas fueron diferentes: eran nostálgicas, siempre originales y a pesar de intentar capturar cualquier recuerdo: selectivas, pues había que escoger con cuidado el momento para una foto y, luego, tocaba esperar un instante más para sorprenderse; evocadoras, pues retrató momentos de intimidad para muchos; y siempre tuvieron esa sensación de "hechas en casa", casi como una artesanía, que incluso ofrecían un lugar para firmas, dedicatorias y fechas.  

Hoy esta alternativa está olvidada, pero no del todo extinta. Aún es posible divertirse con estos cartuchos de imágenes únicas, aún es posible hacer fotos "en casa” que duren 50 años o más, aún es posible capturar la esencia instantánea de nuestros recuerdos en láminas de papel.

¿Quieres crear tu propias fotos? A continuación te presentamos algunas opciones para revivir la instantánea de tu vida:

Polaroid Spirit 600

Polaroid One Step Flash

(1980)

La Polaroid One Step Flash fue producida a principios de los años 80. Utiliza la película Tipo 600 (En Color o B&W) que actualmente fabrica Polaroid Originals. Tiene flash electrónico incorporado y compensador de exposición para regular la cantidad de luz que llega al fotómetro.

$320.000

Color Film 600

Color Film 600

(2018)

Ocho fotos instantáneas a color con el clásico marco blanco Polaroid. Para su uso en cámaras Polaroid 600. Esta película utiliza captura detalles finos casi sin esfuerzo, produciendo fotos de alto y profundo contraste, y la conocida textura análoga.

$83.000

Blanco y negro Film 600

Blanco y negro Film 600

(2018)

La película Polaroid Originals 600 de blanco y negro se utiliza en cámaras vintage de la misma referencia. Esta película captura negros profundos, blancos intensos y miles de grises que ofrecen la atmosfera perfecta para retratos, trabajo de estudio y situaciones con poca luz.

$83.000

Polaroid 1000

Polaroid 1000

(1977)

Del año 1977, esta cámara de foco fijo y de botón de disparo icónico, llegó a ser la cámara mejor vendida en los Estados Unidos tras su lanzamiento. Viene dotada con disparador electrónico, exposición automática y un objetivo fijo 103mm f/14.6.

$350.000

Color SX-70 600

Color Film SX-70

(2018)

La película Polaroid Originals SX-70 de color ofrece un mayor control manual y versatilidad gracias a un ASA menor. Siempre se debe utilizar en condiciones de luz brillante natural y es ideal para el trabajo creativo y artístico en donde se requiere de gran control sobre la luz.

$83.000

Blanco y negro Film SX-70

Blanco y negro Film SX-70

(2018)

Al igual que la película de color de la misma referencia, la película Polaroid Originals SX-70 de blanco y negro ofrece un ASA menor y requiere de luz natural brillante para obtener buenos resultados.

$83.000